Estudiante contrae el virus de Zika en El Salvador

Annie Fogarty

Hang on for a minute...we're trying to find some more stories you might like.


Email This Story






Cuando Xenia Rodríguez, estudiante del último año, fue a El Salvador en diciembre para visitar a su familia, no sabía nada del virus Zika. Entonces dos días antes de regresar a los Estados Unidos, desarrolló una erupción.

“Tuve puntitos en la piel y mi hermana los tuvo también. Al principio, pensamos que era una alergia desconocida”, dijo Rodríguez. “Mi doctor en El Salvador me dijo que no había un problema, pero que debía buscar otras dolencias.”

Aunque Rodríguez y su doctor al principio pensaron que no era una enfermedad severa, su madre estaba preocupada cuando se enfermaba más después de su regreso a los Estados Unidos en enero. Rodríguez tenía fiebre, los ojos rosados y fatiga — síntomas del virus Zika.

En los meses pasados, el virus Zika ha extendido rápidamente en Centroamérica, Sudamérica, y unas islas del Caribe. Más de 20 países en las Américas han tenido brotes de Zika, y la organización Mundial de la Salud (OMS) declaró la epidemia de Zika una emergencia internacional el primero de febrero.

Rodríguez aprendió sobre el virus de su familia en El Salvador, y luego su doctor en San Francisco le diagnosticó con Zika, según Rodríguez. Aunque ese diagnóstico no fue probado, los síntomas se alinearon con los de Zika.

“Llamamos a mi familia en El Salvador y resultó que mi primo en la casa en la cual me estaba quedando tenía los mismos síntomas que yo. Aprendieron de Zika antes de nosotros. Ellos fueron los que nos dijeron lo que estaba sucediendo”, dijo Rodríguez.

Zika provoca la fiebre y el dolor de músculos y cabeza. Sin embargo, 80 por ciento de la gente que contraen el virus no muestran síntomas, según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC). El virus sale de la sangre después de una semana, pero ahora no hay una cura.

Después de sufrir la enfermedad por más de una semana en enero, Rodríguez ha recuperado ahora. Ahora, no hay una vacuna para Zika, pero los científicos están trabajando en una vacuna.

Aunque no hay reacciones ni graves ni fatales para la mayoría de la población, pueden ser peligrosas para las mujeres embarazadas. Cada día hay más evidencia que muestra una relación entre el virus Zika y serias malformaciones como microcefalia para infantes. Los CDC recomendó que las mujeres embarazadas no viajen a países infectados.

En mayo del 2015, la primera transmisión sudamericano de Zika fue reportada en Brasil.

Cuando declaró un estado de emergencia el OMS, los CDC pudo dar recursos a países en desarrollo que no tienen una infraestructura de salud pública avanzada, según la oficial de salud pública del Condado de Marín, la Dra. Lisa Santora. La salud pública del Condado de Marín es asociada con los CDC.

“Eso nos permite a enviar a personal y control de enfermedades infecciosas a países que necesitan ayuda”, dijo Santora en una entrevista en inglés.

Líderes Internacionales han tomado medidas amplias para luchar contra la propagación de Zika. Presidente Obama pidió a 1,9 billones de dólares del Congreso para controlar la propagación del virus el 22 de febrero, y Papa Francisco sugirió que los anticonceptivos son aceptables para disminuir la propagación de Zika. El gobierno de El Salvador llevó a medidas más radicales, solicitando que las mujeres no embarazarse hasta 2018.

Aedes_aegypti141

%no-caption% (leave this alone if you don’t want a caption)

El 8 de febrero, los CDC aumentó su Centro de Operaciones de Emergencia al máximo nivel después de activarlo el 22 de enero, que significa que acelerará las medidas de preparación para combatir un posible brote futuro en los Estados Unidos.

Las agencias del gobierno no sólo están ayudando en el exterior sino también están protegiendo a la población estadounidense.

“En el Condado de Marin ya tenemos algunas cosas en su lugar para proteger la seguridad de nuestra población, especialmente relacionadas con las enfermedades infecciosas emergentes”, dijo Santora.

El Control de Vectores del Distrito de Marin-Sonoma proporciona vigilancia para vectores como mosquitos y educa a los viajeros que van a regiones afectadas, según Santora.

“Marín tiene una población que ha emigrado desde la zona –– Brasil y otros países sudamericanos –– donde el virus Zika ha sido establecido”, dijo Santora.

Se envió un aviso para educar a los residentes y proveedores de atención médica en Marín, así que hay un entendimiento común sobre las precauciones necesarias.

Algunos de los estudiantes de Redwood que viajaron a países con Zika tomaron estas precauciones. Lindsay Thornton, estudiante de penúltimo año, fue a Colombia por una semana en febrero y dijo que investigó técnicas para prevenir infección antes de su viaje.

“Vimos la advertencia que los Estados Unidos les dan a viajeros, asi vamos a tomar precauciones. Llevaremos ropa suelta y repelente de insectos”, dijo Thornton dijo en una entrevista en inglés.

Aunque los viajeros pueden contraer Zika en otras regiones, el virus no puede transmitirse por mosquito en Marín porque la especie no puede sobreviver en el norte de California, según el Departamento de Salud Pública de California.

El mosquito Aedes, una especie invasiva a California, es responsable por la propagación de Zika. Como el mosquito prefiere climas tropicales, se puede encontrar en California del sur, pero los científicos no predicen un gran brote en la mayoría los Estados Unidos.

No hay transmisiones locales de Zika en los Estados Unidos continentales ahora, aparte de 14 incidentes declarados de transmisión sexual.