Lo que casi cada estudiante de Redwood conoce como el “pasillo de español’’ no siempre fue así. De hecho, según la empleada retirada Sue Chelini, Redwood antes ofrecía clases de latin, alemán y ruso.

“El maestro de alemán y ruso desapareció cuando se enfermó y tuvo que tomar la jubilación médica. No tenían otro maestro que pudiera enseñar [esas asignaturas]. El profesor de latin falleció cuando andaba enseñando. Hace ya casi 10 años desde que [Redwood] dejó de ofrecer clases de latín,” dijo Chelini, que empezó de maestra en 1964, cinco años después de la apertura de Redwood.

Durante los últimos años, la mayoría de estudiantes de Redwood se inscriben en las clases de español más que en cualquiera de los otros idiomas. Según los datos de la analista de datos Patty Segovia, el 65 por ciento de estudiantes de Redwood están inscritos en español o francés.

Usando su pizaron para dar una lectura a su clase de 7-8, Profesora Phillips enseña su clase sobre tiempos de español.

Usando su pizaron para dar una lectura a su clase de 7-8, Profesora Phillips enseña su clase sobre tiempos de español.

Solo había una clase de Advanced Placement (AP) idioma y cultura española cuando empezó a ser maestro en 1999, comparado con las cinco secciones de AP, según maestro de español Greg Stevens.

Cuando Stevens empezó a ser maestro en Redwood, muchos estudiantes no estaban cursando los años de idioma necesarios a fin de recibir crédito para la Universidad de California (UC).

“Estábamos perdiendo casi el 25% de los alumnos, que no aprobaban el sexto semestre y no terminaban con los tres años que requiere el sistema UC,” dijo Stevens

Stevens explica que una colega llamada Jennifer Labovich fue a una conferencia donde aprendió sobre una técnica que se llama Teaching Proficiency through Reading and Storytelling (TPRS). Tras ello los maestros de español en Redwood integraron TPRS en sus planes de estudio.

“Ya no estamos enfocados sólo en TPRS [sino también] en Comprehensible Input. Se basa más en comprensión, en leer lectura, en hacer historias,” dijo Stevens.

Stevens cree que ha habido más éxito en el departamento de idiomas de Redwood desde que adoptaron TPRS.

“Creo que menos del cinco por ciento no aprueban el sexto semestre, duplicamos la registración en el cuarto año. Tenemos como 4 veces más alumnos en la clase de AP ahora, y la mayoría [aprueba] el examen AP,” dijo Stevens.

Según el ex-maestro de español de Redwood y después vicedirector Bill Purcell, solo había un maestro que podía hablar con fluidez en español en Redwood durante los 1960s.

IMG_9823

“En los primeros días de los 60s, no se consideraba necesario que un maestro de idiomas fuera fluido porque el énfasis estaba en la gramática, la estructura de las oraciones y la gramática española,” dijo Purcell. “Después, a mitad de los años 60’s, había un esfuerzo para [enseñar] audio lingual, que significa que debes de poner el énfasis en escuchar y hablar en vez de estructura gramática.”

Purcell explica que la transición era difícil para muchos maestros durante esa época porque no todos hablaban con fluidez.

A diferencia del resto del departamento de español de los 60s, Purcell puso énfasis en tener fluidez poco después de graduarse de UC Berkeley en 1961.

“Compré un boleto de solo ida a Madrid. Estaba tan determinado a hablar en español. No sabía adónde iba a vivir. No sabía cómo usar el transporte público. Estaba en medio de la nada. Lo pude hacer todo solo y después de un año allí, regresé con hablando fluidez,” dijo Purcell.

Purcell fue el único maestro calificado para enseñar la clase de AP Español en Redwood en esa época. Como AP español y AP literatura española no eran clases a las que se inscribieran muchos estudiantes, Purcell enseñó las dos en el mismo período.

“Estuviera afortunado tener una clase con 18 o 20 estudiantes. Yo era el único que podía hacerlo por mi fluidez. Enseñaba AP idioma y AP literatura en la misma hora. Después los estudiantes tomarían los dos examenes. Y la tasa de aprobación era alta,” dijo Purcell. “Digamos que 15 estudiantes cursaban la clase, 12 o 13 definitivamente la aprobarían.”

Según la actual maestra de español Marie-Noelle Phillips, el departamento de español de Redwood, hoy en día, está compuesto de un grupo de maestros muy diversos. Ella atribuye esta diversidad al reciente éxito en relación a la tasa de inscripción en español.

“Tenemos muchos hablantes nativos. La Sra. Civano es de Uruguay y la Sra. Alsina es de España, entonces ella trae el acento español. Es bueno tener diferentes acentos en el departamento de idiomas y exponerlos a ellos [a los estudiantes],” dijo Phillips. “Nací en Francia pero enseño Español. Entonces en las reuniones de departamentos también puedo ayudar a mis colegas francesas.”

Phillips dice que más estudiantes cursan la clase de español en Redwood, que en cualquier otra escuela del distrito.

Los chicos aquí en Redwood muestran mucho interés en continuar de un nivel al próximo. Yo animo mucho a los estudiantes a que terminen con AP,” dice Phillips.

Stevens siente que el crecimiento continuado en el número de estudiantes de  español en los cuatro años de la preparatoria es porque están más exitosos en sus clases de español.

“Creo que tenemos más participación ahora simplemente porque [los estudiantes] tiene[n] más éxito. Y si tienes más éxito te animas más, te animas a aprender más. Eso es muy estimulante por lo general; aprender idiomas, se siente bien, la mente se expande,” dijo Stevens.

Stevens también piensa que el público percibe español como un idioma muy útil y da crédito a esa percepción como la razón por la que muchos estudiantes de Redwood se han inscrito en español en los años recientes.

Dado que más estudiantes han cursado la clase de AP español, también han estado interesados en la cultura española y continuando con su español después de la preparatoria. Para Phillips, ver estudiantes continuar con su español es muy gratificante.

“La sorpresa más dulce para mí es poder ver los estudiantes aquí en Redwood que están en los niveles avanzados que estan muy dedicados al idioma. Que están interesados y apasionados por el. Algunas veces quieren proseguir lo en su titulación,” dijo Philips. “La mejor cosa es cuando se van a un país diferente y experimentan el idioma por ellos mismos.”

Purcell también estaba muy orgulloso de sus estudiantes que estaban muy ansiosos para tener fluidez en español.

“Me encanta contar la historia de una de mis estudiantes qué tan ya es maestra en Bacich Elementary School. Ella era la mejor alumna de idioma que he tenido. Ella es Americana. No tenía experiencia con español antes de cursar el curso en la escuela. No teníamos AP, pero ella se enfrentó con el examen y obtuvo un cinco. Siempre pensé que eso era muy maravilloso,” dijo Purcell.

Purcell está muy honrado al escuchar que exitoso se ha hecho el departamento de español en Redwood y cuanto ha crecido desde que él introdujo AP español en los años 60.

“Creo que ha avanzado mucho desde entonces. Estoy muy emocionado al oír que hay tantos niños cursando Español y que hay muchas más clases de AP [sobre español]. Es estupendo,” dijo Purcell.

 

Share this article: