Paraeducator alumno regresa para ayudar ELD

Caminando en los pasillos de Redwood, la idioma hablada y escuchada casi siempre es inglés. Para muchos estudiantes, esto es completamente normal, pero para algunos es extranjero. La clase de English Language Development (ELD) ensena estudiantes que vienen de diferentes países o origenes aprender el idioma de inglés. Además de ayudar mejorar sus habilidades de hablar en inglés, es un ambiente donde estudiantes de qualquer origen pueden formar vínculos sin asusto de juzgamiento según su maestra, Debbie McCrea. El ambiente abierto de ELD ha hecho un impacto duradero en los estudiantes que han pasado por el programa. Hasta que un estudiante escogió regresar y ayudar en el salón de clase.

        Xenia Rodríguez se graduó de Redwood en 2016, y regreso este año para ser un paraeducator o un asistente de maestro para ELD. Ella ayuda en muchos salones de clases incluyendo ELD, AP, Honores, y español regular. También está involucrada en la clase Peer Resource que estaba en durante sus años en Redwood. Su papel como un paraeducator es para ayudar a estudiantes con sus tareas, hacer exámenes para la clase de ELD y organizar actividades para el salón de clases. Rodríguez está asistiendo College of Marin y está enfocándose en psicología. Ella está planeando perseguir una carrera en psiquiatra, pero ahora está abierta a la idea de tener un futuro en educación.

        Después de ser un asistente de maestro su tercer y cuarto año para la clase de ELD, Rodríguez sentio como ella hizo una conexión especial con sus compañeros y maestros en el departamento de español en Redwood.

        “Extrañé mucho estar en este ambiente, y sentí como si una parte de mi estaba perdida cuando me gradué. Amo el sentido de estar ayudando y la conexión personal que tengo a esta transición específica de aprender inglés.

        A los 10 años, se mudó de El Salvador a Marin, adonde asistió Kent Middle School. Según Rodríguez, ella tuvo una juventud muy buena y se acuerda explorando volcanes y montándose en caballos salvajes. El cambio entre culturas era difícil para ella, pero la clase de ELD la ayudo presentarla a personas nuevas y dándole un espacio para hacer conexiones con estudiantes que andaban experienciando la misma transición que ella estaba.

      

Rodriguez usando un Chrome Book para ayudar a un estudiante de segundo año

Rodriguez usando un Chrome Book para ayudar a un estudiante de segundo año

  Aunque es fluente en español, ella tuvo conocimiento limitado de su cultura, que cambió cuando entró el programa de AP Spanish. En su tercer año, ella asistió la clase de Sra. McCrea de AP Spanish Literature, que fue su experiencia favorita en Redwood.

        “Aunque soy fluente en español, nunca estaba expuesta a literatura [en español] porque estaba asistiendo la escuela aquí. Era muy maravilloso [porque] aprendí mucho de mi propia cultura,” dijo Rodríguez.

        Sra. McCrea ha estado trabajando en el departamento de idiomas en Redwood por 16 años y ha sido el líder del departamento por los pasado ocho años. Teniendo Rodríguez como un estudiante y poder conocerla como la asistente de maestro en la clase de ELD, McCrea reconoció algo especial en ella. Ella cree que la experiencia que tiene Rodríguez la he dado las qualificacions perfectas para el trabajo.

        “Tiene mucha pasión para ayudar los recién venidos. Ella conecta muy bien y puede relacionarse a lo que andan pasando por. Siendo un estudiante en el pasado, también esta familiar con todo el trabajo de cursos, entonces puede navegar los estudiantes con sus proyectos o ensayos.” dijo McCrea.

        Rodríguez no solo está allí para ayudar los estudiantes con sus tareas, pero es un ejemplo para los estudiantes que enseña. Según McCrea, estudiantes siempre buscan el consejo de Rodríguez cuando viene a los aspectos emocionales y sociales de la preparatoria. Los estudiantes sienten confianza con ella con cualquier asunto que están enfrentados con.

        “Estoy en la posición donde puedo relacionarme con lo que están enfrentando los niños por las experiencias que yo tengo,” dijo Rodríguez.

        Estudiante de último año Jiseon Huh ha sido parte de la clase de ELD desde que empezó asistir Redwood. Según Huh, ella se siente confortable preguntando Rodríguez para ayuda y consejos.

        “A mí me gusta trabajar con Xenia porque me ha ayudado mucho con hacer mis tareas. Ella es uno de mis personas favorita para obtener ayuda porque ella explica las oraciones más fáciles para que las pueda entender,” dijo Huh.

        “No puedo creer que solo tiene 20 años. Estoy orgullosa para mirar lo que hace en el futuro porque ella puede hacer cualquier cosa que ella pone su mente a. Es una persona extraordinaria,” dijo McCrea.      

       

 

Share this article: