Nuevos estudiantes mudan a Marin para jugar squash

Click here to read it in English

Una pelota pequeña y negra rebota en el  suelo de la cancha cúbica. Continúa  rebotando de la pared hasta que cae cerca de la pared forzando a un cuerpo  a lanzarse de cabeza  rápidamente. Los dos chicos encerrados en la cancha de squash se ríen entre ellos  y se burlan el uno  del otro en español.

Junior César Segundo y Senior Sergio Martín  están clasificados número tres y cuatro respectivamente en la liga de squash de adultos en California.

Según uno de sus tres entrenadores, Erick Chacón, Segundo y Martin también  pueden estar entre los diez mejores en la categoría de  menores de la 19ava división  de squash en los Estados Unidos.

ESTÁ PREPARANDO GOLPEAR la pelota, Martin lo sigue con sus ojos cuando Segundo admira su golpe.

ESTÁ PREPARANDO GOLPEAR la pelota, Martin lo sigue con sus ojos cuando Segundo admira su golpe.

Martín se mudó a Marín desde Querétaro, México en agosto de 2016 y empezó a  ir a la escuela en Redwood al comienzo del año escolar. Segundo se mudó desde Puebla, México a Marín en enero de 2017.

Martin y Segundo, quienes eran  número uno en sus estados de su  país en la categoría individual, fueron  invitados y se les   dio una beca para mudarse a Marín por el Academia Internacional de Squash de Marín (ISAM), encabezada por Chacón.

Estar en el Academia Internacional de Squash de Marín es una gran oportunidad  para Martin y Segundo.

El  programa les permite promover su crecimiento como jugadores de squash, estudiar en una secundaria americana y trabajar contratados a través del  squash en una universidad americana.

Ambos Martin y Segundo creían que ellos no  podrían crecer más en sus carreras de squash en México y mudarse a los Estados Unidos les ofrecía más potencial para mejorar.

“En Puebla, me estanqué. Ya no subía de nivel y necesitaba mudarme para poder jugar mejor y venir aquí es una oportunidad para mejorar mi nivel de juego”, dijo Segundo.

ESTÁ BALANCEANDO SU raqueta adelante, Martin corre a la pelota.

ESTÁ BALANCEANDO SU raqueta adelante, Martin corre a la pelota.

Aunque su mudanza a los Estados Unidos le permitiría a Segundo más oportunidades, estaba  nervioso de  venir a los Estados Unidos.

“Yo me sentí muy como presionado y a la vez nervioso porque es un sueño estar acá porque siempre he querido estudiar en una high school, en los Estados Unidos y entrenar”, dijo Segundo.

Segundo agregó que a pesar de la gran oportunidad, se sintió intimidado por la cantidad de entrenamiento que le espera a él.

Segundo dijo que Chacón  recluta jugadores para ISAM  que pueden soportar el horario riguroso  cuando ellos vienen a los Estados Unidos a jugar por el  programa.   

“Nuestro entrenador Erick está como reclutando jugadores buenos que pueden pagar una cantidad por estar aquí y que pueden aguantar el ritmo de vida que se tiene aquí que es ir a la escuela, entrenar, hacer tarea y entrenar”, dijo Segundo. “Y la gente que conoces y que está decidida a poder aguantar todos estas características”.

Ahora que Segundo y Martín están en Marin, juegan contra gente de su edad del Área de la Bahía y estudiantes de la universidad de la Costa Oeste, incluso estudiantes de Harvard University.

ESTÁ ARREMETIENDO POR la pelota, juega squash.

ESTÁ ARREMETIENDO POR la pelota, juega squash.

Segundo está tratando de obtener una beca para jugar squash en  las universidades americanas.

Martín, por otro lado ya se ha comprometido con  Dickinson College en Carlisle, Pennsylvania con una beca parcial.

Una  de las metas de Martín  era recibir una beca, insistía por él y su padre, aunque considera el deporte más como  un puerta a una universidad.

“Con squash no es solo para la universidad también me gusta  hacerlo y lo que quiero es divertirme y si eso me abre puertas, pues adelante”, dijo Martin.

Segundo y Martin a menudo jugaban uno contra el  otro en torneos en México y Segundo dijo que él siempre perdía cuando competían. De hecho, los chicos dijeron que se odíaban.

ESTÁ ALCANZANDO POR una corta pelota, Sergio Martin, un estudiante de ultimo año, corre a la pared de la cancha de squash cuando Cesar Segundo, un estudiante de tercer año, esprinta detrás de Martin para golpear la próximo pelota.

ESTÁ ALCANZANDO POR una corta pelota, Sergio Martin, un estudiante de ultimo año, corre a la pared de la cancha de squash cuando Cesar Segundo, un estudiante de tercer año, esprinta detrás de Martin para golpear la próximo pelota.

No fue hasta diciembre de 2016 que ellos empezaron a  hablarse. En el  torneo US Open  en Yale University en New Haven, Connecticut, a Martin le dijeron que Segundo iba a estar en ISAM y los dos chicos empezaron hablar.    

Segundo y Martín  pasaron de ser amigos s a hermanos con la convivencia y jugando para ISAM.

Los chicos dicen que tienen una buena relación porque se leen uno al otro bien.

“O sea nos entendemos en muchas cosas en algunas no. En muchas cosas nos entendemos, nos reímos de puras tonterías y siento que es muy padre esa relación”, dijo Segundo.

Contribuciones adicionales por Bea Cazares

Share this article: